marzo 11, 2017

Cómo MEDITAR cuando no tienes ganas de meditar


La meditación tiene efectos beneficiosos en tu cuerpo y tu mente, pero ¿qué pasa cuando se nos hace cuesta arriba? Hoy traigo diferentes cosas que puedes hacer para meditar sin meditar.


Relajación

La meditación, para que engañarte, ha sido seguramente el hábito que más me ha costado de adquirir. Sí, que hace tiempo que la he incorporado a mi vida pero no estaba totalmente incorporada a mi rutina diaria.

La he tratado un poco como al ejercicio, donde si un día no lo hacía porqué no me iba bien o no tenía tiempo o lo que fuera, no pasaba nada pero con la meditación un día acababan siendo 3 y después llegaba el fin de semana y ni me acordaba y las vacaciones de verano y si te he visto no me acuerdo.

Te puede interesar, Cómo Hacer de la Meditación un Hábito.

Es por eso que uno de los propósitos de este año ha sido el de convertirla en una hábito DIARIO. Sin excusas, sin fines de semana, sin vacaciones de navidad, semana santa o verano. Este ha sido mi primer objetivo del mes de febrero que he cumplido y quiero y voy a seguir cumpliendo el resto del año. YES, I CAN.

Lo he cumplido usando la segunda de las dos aplicaciones para meditar que te proponía en este post.

Por si te interesa, este año, los propósitos de año nuevo los llevo a cabo por meses en el Proyecto Objetivos Mensuales ya que creo que puede ser una manera más eficaz de conseguir lo que nos propongamos. Únete y feel free de compartir tus objetivos con nosotras en los comentarios del post o con el hashtag #ProyectoObjetivosMensualesRandCo.

Dicho esto, seguiré defendiendo el hecho de sentarse a meditar, lo hagas basada en la respiración o con meditaciones guiadas pero sé, a ciencia cierta que, a veces (o muchas veces) puede resultar de lo más complicado.

Te puede interesar: SOS: Cómo Meditar.

La mente intentará por todos los medios que no lo hagas, te dirá que estás cansada, que no tienes tiempo o que estás demasiada agitada para conseguirlo. No le hagas caso, sólo necesitas unos minutos para empezar y lo que quieras para seguir.

En mi caso, los beneficios de sentarse a meditar han sido más grandes y han ido mucho más rápido que haciendo cualquier otra cosa. Así que me gustaría que te tomaras este post como una serie de maneras de meditar adicionales a sentarse a meditar.

Para meditar sin meditar, lo que tienes que buscar es una actividad que te permita:

RELAJARTE, DESCONECTAR Y DISFRUTAR

 Cómo meditar cuando no tienes ganas de meditar. ¡Es posible! 

Estás son algunas de las cosas que hago yo:

1 |  YOGA

¿Yoga y meditar? No..., ¿en serio? No nos lo esperábamos. Ya sé que no estoy diciendo nada nuevo y que es muy evidente pero aunque no es necesario meditar formalmente cuando se practica yoga, las dos practicas se complementan entre sí. A través de su práctica, el yoga, mejora la capacidad de concentración y relajación, los dos requisitos más importantes para una práctica de meditación.

Te puede interesar: Cómo Empezar y Mantener una Práctica de Yoga en Casa.

2 |   BAILAR

¿Pero se puede estar enfadado o preocupado bailando? Yo creo que la respuesta es no. A lo mejor te funciona escuchar música clásica o relajante o poner AC/DC a toda castaña. Yo soy más de poner música dance y echar unos bailoteos en la cocina mientras preparo la cena.

Este año me he apuntado a hacer clases de salsa y, la verdad, es que me encanta y además salgo como nueva.



3 | PINTAR MANDALAS

Pintar mandalas es la nueva moda en el mundo de la meditación.

QUÉ ES UNA MANDALA?

Mandala, es una palabra sánscrita, que significa literalmente círculo y como un círculo, la mandala representa la totalidad. Un círculo también denota el equilibrio, la perfección y la eternidad ya que la distancia desde su centro a todos los puntos de ella permanece igual, desde dondequiera que se mida. 

Para los Budistas, su función es la meditación. No obstante, el proceso más importante para ellos es la “creación” de éstos por ser un camino “recorrido” que muestra las vivencias del momento de quien lo diseña y siendo la vía de conexión entre el hombre y la divinidad, tanto en el proceso de creación, al tenerlo para observación o como adorno.

El diseño de los mandalas es libre y su significado dependerá de sus formas y colores. Hay mucha información en la red al respecto.

Como su uso se está poniendo cada vez más de moda, también se pueden encontrar libros para colorear con diferentes motivos. A mí para Navidad me regalaron un libro para colorear con bosques.

Otra de las cosas que también me va muy bien es pintar. Mi madre ha pintado toda la vida y mi tía entró a la Escuela de Bellas Artes y sigue pintando y exponiendo. A mí me ha picado el gusanillo por la acuarela así que hace unas semanas le pedí a mi madre los pinceles y me puse a experimentar.

4 | SALIR A PASEAR

La meditación caminando es una de las técnicas que proponía en el post 4 maneras para empezar a meditar y es una de las formas más interesantes porqué creo que o te funciona muy bien o no te funciona nada.

Cuando no funciona, normalmente es porqué durante el apseo nos dedicamos a criticar y juzgar todo lo que nos rodea. para que funcione tienes que comprometerte a intentar caer en eso. Salir a pasear y observar. Observar pero sobretodo sin juzgar. Simplemente observar y dejar pasar. Si además estamos inspirados podemos centrarnos en cada paso y en la respiración.

5 | TOMAR UN BAÑO

Esto de tomar un baño es de lo más películero. No he sido mucho de tomar baños aunque cuando lo he hecho, me ha sentado de maravilla así que me gustaría serlo. Sé que no es muy ecológico pero lo compensaré con lo rápido que me doy las duchas los días de diario ;).

Un poco de música relajante, unas velitas, una copita de vino y como nueva.


¿Cuál te motiva más?¿Qué haces tú para meditar sin meditar?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pararte a decir algo.