diciembre 13, 2016

Más SALUDABLE estas Navidades


¿Te preguntas cómo vas a sobrevivir a las Navidades sin descuidar tu alimentación y tu salud? Aquí traigo mis consejos para no obsesionarse pero evitar ser demasiado indulgente.


Saludable Navidad

Alguna vez te he hablado de que hace unos años hice dieta y bajé bastante de peso. Pues me acuerdo que cuando llegó la Navidad la dietista me dijo: Tú como lo que quieras y como todo el mundo. Y hasta día de hoy, eso no ha cambiado.

Te digo eso porqué aunque tengo una buena dieta durante todo el año (como poca carne, algo más de pescado, azúcar sólo los fines de semana y con control, grasas sí pero saludables), en Navidad es un tiempo para disfrutar. Pero eso no quiere decir que tenga luz verde para comer sin control y en exceso. 

Sé que la Navidad es complicada por eso aquí están mis estrategias para hacer frente a la sobre indulgencia de la temporada festiva.

Cómo conseguir una Navidad saludable.

1 | TODO EMPIEZA EN EL DESAYUNO

1. Comienza el día con un vaso grande de agua tibia con limón exprimido

Beneficio: limpia el hígado y los tejidos corporales y disminuye la retención de agua; Altamente alcalinizante y excelente fuente de vitamina C y electrolitos.

2. Dos opciones:
Fruta
Hace ya más de un año que sólo como fruta siguiendo los principios de La Antidieta donde aconsejan comer sólo fruta para ayudar al cuerpo en la fase de eliminación. Si ingerimos cosas más difíciles de digerir, el cuerpo pasa a digerirlas y deja de seguir eliminando. 

Al principio comer sólo fruta parece que no llena y que enseguida tienes hambre pero con el tiempo el estómago se acostumbra. Lo suelo acompañar con un bol de chia con leche de avena. 

Es una buena opción si te has levantado tarde y tienes una comida en pocas horas.

Bol de Avena con Yogur y Frutas
La avena estabiliza los niveles de azúcar en la sangre, lo que ayuda a controlar el apetito a lo largo del día. También añado una buena cantidad de yogur probiótico, que ayuda a aumentar las defensas y a preparar el cuerpo para las comilonas. 

Si quieres más recetas para preparar el cuerpo para la Navidad aquí tienes dos recetas:

Beneficios: Un buen desayuno nos va a ayudar a tener energía durante varias horas y evitará que lleguemos muertos de hambre a la comida.

2 | BEBE MUCHA AGUA

Durante las fechas navideñas se acostumbra a beber mucho alcohol por eso tenemos que hacer un esfuerzo consciente para beber mucho líquido en forma de agua, zumo o té.

Si te cuesta beber agua, puedes probar a aromatizarla con limón, menta y/o jengibre.

Beneficios: Nos permite recuperar el agua perdida por el organismo al degradar el alcohol. Además nos puede ayudar a controlar la sensación de hambre y como beneficio añadido, mantener el cuerpo hidratado también tiene un impacto en la salud de la piel manteniéndola suave, flexible y sin arrugas.

3 | LLENA TU NEVERA DE COMIDA SANA

¿Por qué llenar la nevera de verdura, ensalada y fruta?

Primero porqué a veces no tenemos mucho tiempo para preparar comidas entre comprar regalos, decorar, las reuniones de familiares y amigos y es fácil caer en la tentación de comer cualquier cosa pre-cocinada.

Segundo para compensar las comilonas. Ya hay suficientes días que comemos en exceso, el truco es intentar que sólo sean esos días. No toda la quincena.

Advertencia: Evita llevarte las sobras a casa.

4 | UN TENTEMPIÉ SANO

Para no excedernos en las comidas es mejor no llegar con hambre. Una buena manera es tener a mano un snack saludable como una pieza de fruta, un yogur, unos frutos secos o incluso un batido verde.

Si escoges la fruta, un plátano es una buena opción. Es rico en potasio y ayuda a equilibrar cualquier aumento de sal (piensa en las aceitunas, frutos secos salados, patatas fritas, etc).

La proteína del yogur va a eliminar el vacío en el estómago lo que va a retrasar los efectos de la primera cerveza o vaso de vino.

Los frutos secos mejor de merienda y que nos aporten la energía necesaria para acabar el día.


5 | PLANIFICA PERO NO TE SALTES NINGUNA COMIDA

Es importante anticiparse a las circunstancias: si sabemos que vamos a tener una comida abundante, podemos planificar un almuerzo o cena más ligeros, pero nunca debemos saltarnos ninguna ingesta ya que sino se puede llegar a la siguiente comida con más hambre, y por lo tanto, con menos control a la hora de elegir qué comer y las cantidades.

6 | COME DESPACIO Y CONTROLA LAS PORCIONES 

Come tranquila y despacio, suelta los cubiertos entre cada bocado y bocado, explica alguna cosa que te haya pasado. Recuerda que la señal de saciedad tarda unos 20 minutos en ser identificada. 

No sé tú, pero en mi casa siempre hay mucho de todo y lo tengo que probar todo: que si el queso de trufa, el salmón, las gambas. Mi truco, es hacer una cata de cada cosa, una pequeña tapa, un pincho para quitarme el gusanillo. 

7 | MINI DETOX

Una opción interesante es hacer un mini detox, especialmente si te has pasado un poco. Le podemos dar a nuestra digestión un descanso comiendo sólo fruta un día o comer sólo fruta hasta la comida o cena. Si eres de batidos verdes, puedes hacer lo mismo o tomarlos durante un día o dos. Las posibilidades son infinitas. Tú pones los límites.

Estas recetas te puede ayudar:

8 | HAZ EJERCICIO

Intenta mantener tu rutina de ejercicio y si no puedes ir al gimnasio procurar andar o pasear un buen rato. Si no lo haces, ¿qué te parece empezar una? Ahora que empieza el nuevo año te puede ser muy útil.

Te dejo dos post que te pueden interesar.
Razones para Hacer Ejercicio.
Cómo Hacer Ejercicio Cada Día.

9 | BUSCA TIEMPO PARA TI

Se totalmente egoísta y busca un poco de tiempo para cuidarte. Lee un libro, ves al gimnasio, haz yoga, medita o tomate un baño.

Para el yoga y la meditación tengo un par de post que te pueden interesar:
Cómo Empezar a Mantener una Práctica de Yoga en Casa


10 | TRÁTATE BIEN

 Acepta que durante la temporada de vacaciones lo más probable es que comamos cosas que no son tan saludables.  Pero no las comemos todo el año. Disfruta y punto. Es Navidad. 

Si quieres esa galleta, cómetela. Ya sabemos que no es la más sana del mundo ¿y qué? Simplemente no lo hagas cada día y deja eso pequeños caprichos para las reuniones no para cuando no sepas qué hacer o porqué te estás muriendo de hambre y es lo primero que encuentras.

¿Qué vas a hacer para tener una Navidad más saludable? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pararte a decir algo.